sábado, 4 de julio de 2009

¿Cuál es el punto de poder del Power Point? Colores: Los doce factores esenciales


El color, no sólo le agrega interés visual a su exhibición, sino que también le ayuda a comunicarse en forma efectiva.
Sin embargo, si es utilizado en forma inapropiada, las variaciones en el color pueden oscurecer su mensaje.
Para saber cómo utilizar las coloraciones para lograr que sus presentaciones sean irresistibles y capturen a las retinas de sus audiencias es necesario comprender los factores esenciales del color.

El color está compuesto por tres aspectos diferentes:

1. La luz puede ser imaginada como una serie de olas sobre la superficie del océano. A mayor tiempo entre el arribo de cada pico de cada ola mayor es la longitud de onda.
Las diferentes longitudes de onda son percibidas como una tonalidad diferente (lo que usualmente queremos decir con el término color, su aspecto cualitativo - rojo, verde, etc.).
Vemos las longitudes de onda muy largas como rojo y las muy cortas como violeta, con todas las otras tonalidades en el medio.
Un hecho muy importante es que NO vemos la disminución en las longitudes de onda como un cambio suave en la tonalidad.
En vez de estar ordenados a la largo de una escala única (como por ejemplo lo está la intensidad del sonido en el cual amplitudes mayores producen sonidos más fuertes) las tonalidades están psicológicamente ordenadas alrededor de un círculo, la “rueda” del color.
Algunos colores están cercanos, otros están opuestos entre sí.
Por este motivo no es simple utilizar variaciones de tonalidad para representar diferentes cantidades. Cambios en la longitud de onda NO se corresponden psicológicamente a la impresión de una mayor o menor cantidad.

2. Los picos de la onda de luz pueden ser relativamente altos o bajos, lo que corresponde a la cantidad de luz.
Esto es llamado luminosidad cuando la luz es reflejada (si la exhibición es proyectada en una pantalla) o brillo si la luz es emitida (si la exhibición la mostrada en un monitor).
En ambos casos la cantidad de luz puede modificarse por la cantidad de gris que se le agrega. Utilizaré el término luminosidad para referirme a la cantidad de luz en la exhibición.

3. La pureza del color es su saturación, vista como la profundidad del color. Esta puede variar por la cantidad de blanco que se le agrega. Agregar blanco tiene el efecto de “lavar” la tonalidad, haciéndola progresivamente más sutil (como en los colores pasteles).
Se puede modificar la saturación en forma separada de la luminosidad. Y, a diferencia de la tonalidad, tanto la luminosidad como la saturación de un color se pueden variar en forma cuantitativa, generando la impresión psicológica de que “más es más”.
La percepción del color es compleja, en parte, porque la percepción de la tonalidad depende en parte de los colores circundantes y por lo tanto la proyección debe ser vista como un todo.
Además los Homo Sapiens varían en gran medida en sus percepciones del color. Un 8% de los hombres y un 5% de las mujeres son daltónicos, o sea que tiene dificultades para diferenciar ciertos colores (frecuentemente el rojo y el verde).
“Como si esto fuera poco” los “homínidos” varían en gran medida en su valoración de cuan intensos deben ser dos colores para tener igual luminosidad.
Las siguientes recomendaciones lo ayudarán a asegurarse que los colores que utilice serán discriminables para todos, no irritarán las retinas de sus observadores y transmitirán en forma conveniente su información.

1. Utilice colores que están BIEN separados en el espectro.
¡Utilice la política del “apartheid” cromático! Para incrementar la discriminabilidad los colores que incluya en su proyección estos deben estar separados en el espectro por al menos un color perceptiblemente distinto (representado en la rueda de color o rueda cromática).
Los seis colores que percibimos como más separados son el púrpura rojizo, el azul, el gris amarillento, el rojo y el gris azulado.
Los once colores que nunca son confundidos son el blanco, el gris, el negro, el rojo, el verde, el amarillo, el azul, el rosa, el marrón, el naranja y el púrpura.
Un consejo: NUNCA use los once colores simultáneamente en una misma diapositiva. Si lo hace logrará que la palabras chillón y recargado parezcan demasiado suaves.
Además de la estética, otro problema son las limitaciones de la memoria de corto plazo, ya que en general el Homo Sapiens sólo puede recordar las diferencias entre nueve colores.

2. Evite utilizar el rojo y el azul, o el rojo y el verde en regiones adyacentes.
A pesar del requisito de que los colores estén bien separados, y por lo tanto fácilmente discriminables, usted NO debe utilizar tonalidades que provengan de longitudes de onda muy diferentes para definir límites.
La lente del ojo (el cristalino), a diferencia de la lente de una buena cámara fotográfica, no puede poner correctamente en foco dos longitudes de onda muy diferentes entre si al mismo tiempo.
Este el motivo por el cual el rojo (una longitud de onda larga) y el azul (una longitud de onda corta) parecerán titilar si se yuxtaponen.
Este efecto distraerá al observador y debe ser evitado.
Además es mejor evitar utilizar la combinación rojo – verde para definir un límite, porque un importante porcentaje de los Homo Sapiens tiene problemas para distinguir entre estos colores.

3. Haga que los colores adyacentes tengan diferente luminosidad.
Nuestro sistema visual tiene dificultades para registrar un límite que está definido por dos colores que tienen la misma luminosidad.
Lamentablemente no se puede predecir con facilidad en forma exacta cuan grande deben ser las diferencias en luminosidad para discriminar límites entre diferentes tonalidades.
Algo que puede ayudar es que cuando los colores reflejan la misma cantidad objetiva de luz vemos el azul como el color más luminoso seguido por el rojo, el verde, el amarillo y el blanco.
Para estar seguro le recomiendo ajustar la luminosidad subjetivamente, siempre asegurándose que es obviamente diferente de los colores adyacentes, por dos razones:
1. Los Homo Sapiens varían considerablemente en su percepción de cuan luminoso es un color y esto puede variar para los diferentes colores.
2. Diferentes tipos de iluminación del salón afectan a los diferentes colores de formas diferentes.

4. Asegúrese que el primer plano y el fondo son discriminables.
¡Evite la conjuntivitis por fondos blancos en los miembros de su auditorio!
- Un fondo blanco aparecerá muy brillante, hasta tal vez irritante, para las retinas de su auditorio. Por esto es mejor usar figuras blancas sobre un fondo negro.
Sin embargo el blanco y el negro no son los colores más “excitantes”. Por lo que es recomendable utilizar diferentes tonalidades para las figuras y el fondo, siempre y cuando sean claramente discriminables. Para asegurarse que son fácilmente discriminables, asegúrese que los colores difieren obviamente en términos de las tres cualidades: tonalidad, luminosidad y saturación.

5. Haga que el contenido más importante sea el más saliente.
Las mayores diferencias de colores serán notadas primero, por lo tanto asegúrese que las imágenes o segmentos más importantes sean los que más se destaquen.
- Si ningún elemento en particular es más importante haga a todos elementos igualmente salientes.
- Para hacer a todos los elementos igualmente salientes, luego de ajustar las tonalidades y luminosidades de forma tal que los colores sean fácilmente distinguibles, ajuste las saturaciones para las diferentes tonalidades que está utilizando hasta que ninguna predomine.

6. Utilice un color para los títulos y otro, menos saliente, para el texto.
Para ayudar al observador a que organice su texto, utilice un color para los títulos y otro para los textos. Pero asegúrese que el título tenga un color más saliente que el del texto, de forma tal de “coreografiar” en forma apropiada la atención del observador.

7. Utilice colores cálidos para definir el fondo.
¡Inclínese por lo fondos “tropicales”!
Esta recomendación está basada en un descubrimiento contra intuitivo de la percepción visual.
La corteza visual percibe la profundidad a través de las pequeñas diferencias en las imágenes que son registradas por ambas retinas. Estas diferencias se deben a que ambas retinas están situadas en diferentes posiciones en el cráneo.
Por analogía con un proceso similar en la audición, este fenómeno se denomina estereo-visión. La estereo-visión especifica la distancia para procesar la profundidad de un objeto en el campo visual, pero puede ser engañado y generar una ilusión.
La ilusión ocurre porque las ondas de luz en general están compuestas por una mezcla de diferentes longitudes de ondas que vemos como diferentes tonalidades.
Se pueden separar las diferentes tonalidades de un rayo de luz sosteniendo un prisma en frente de una ventana y observando el arco iris que se proyecta en la pared. El cristalino, la lente del globo ocular, actúa de la misma forma que el prisma porque el ojo apunta levemente hacia el centro cuando miramos hacia un objeto que está en frente nuestro y por lo tanto el cristalino está angulado.
La luz de las diferentes longitudes de onda es proyectada hacia localizaciones levemente diferentes en la retina, así como es proyectada hacia localizaciones levemente diferentes en la pared cuando sostenemos un prisma. Este efecto difiere levemente en ambos ojos lo que produce un falso “efecto estereo”.
El resultado: Un color “cálido”, como el rojo, el amarillo o el naranja aparecerá en frente de un color más “frío” como el verde, el azul o el violeta.
Este extraño efecto de la percepción visual recomienda que el texto deba ser de un color más cálido que el del fondo, de forma tal que el fondo no parezca que “lucha” para moverse por delante del texto. Además, por el mismo motivo, cuando dos líneas se cruzan, las de color más cálido debe pasar por arriba de la de color más frío.
Por más entretenidos que sean estos efectos, ¡una buena presentación no es el lugar para una competencia visual de lucha libre!

8. No utilice un azul profundo excesivamente saturado para el texto o los gráficos.
Evite colocar textos o imágenes en un azul profundo muy saturado porque el ojo no puede enfocar la imagen en forma adecuada y por lo tanto los azules profundos aparecerán borrosos en los bordes.
- De forma similar evite el azul cobalto, que es una mezcla de azul y rojo.
El Homo Sapiens nunca puede enfocar bien este color porque el cristalino no puede acomodarse a ambas longitudes de onda al mismo tiempo. El halo que probablemente ha notado alrededor de las luces azules en la calle no es niebla, es que sus cristalinos no pueden enfocar adecuadamente la imagen.

9. Utilice colores para agrupar elementos.
Las regiones del mismo color serán vistas como un grupo.
Utilice el mismo color para todos los títulos y otro color para todos los textos, lo cual agrupará en forma clarísima al material en estas dos categorías.
También utilice el color para “aparear” elementos correspondientes.

10. Aumente la saturación y la luminosidad para las tonalidades que indican mayores cantidades.
NO varíe la tonalidad para representar variaciones en cantidades porque una tonalidad en sí misma no varía a lo largo de una escala de menor a mayor.
Por ejemplo, cambiar de rojo a violeta no transmite la impresión de que se ha agregado una cantidad de la misma manera que lo hace pasar de una barra corta a una barra larga.
Aunque las longitudes de onda de las tonalidades se ordenan en rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo y violeta, las tonalidades NO son una continuidad psicológica.
Si en alguna circunstancia necesita utilizar un color para transmitir información cuantitativa, el color debe ser utilizado para especificar cantidades asociadas con cada porción del objeto.
- Para estos gráficos utilice saturaciones más profundas (más color) y mayor luminosidad (más luz) para las tonalidades que indican mayores cantidades. Vemos incrementos en ambas de estas dimensiones visuales como aumentos en cantidades y por ello estos incrementos pueden señalar aumentos cuantitativos en forma efectiva.
- Si necesita utilizar una tonalidad para transmitir variaciones en cantidad utilice cambios psicológicos similares en el color para transmitir incrementos similares en la cantidad.

11. No utilice tonalidad, luminosidad y saturación para especificar diferentes mediciones.
La recomendación de variar los tres aspectos del color para indicar mayores cantidades también conduce a evitar utilizar la tonalidad (el aspecto cualitativo del color), la luminosidad (la cantidad de luz) y la saturación (la profundidad) para transmitir diferentes tipos de información.
- ¡No ceda ante la tentación de especificar tres tipos diferentes de medidas en un único gráfico! El observador tendrá MUCHAS dificultades en separarlos debido a que la tonalidad y la luminosidad, y la tonalidad y la saturación son dimensiones perceptuales integradas (se agrupan juntas perceptualmente).

12. Respete las compatibilidades y convenciones del color.
Los objetos y eventos a veces tienen colores característicos.
Las diferentes culturas tienen colores convencionales específicos simbólicos y los colores también pueden tener connotaciones políticas. Por ejemplo los “estados rojos” son conservadores pero ese mismo color identifica a los partidos comunistas en Latinoamérica y en Europa.
El azul conceptualmente suele representar la fiabilidad y la confianza mientras que el rojo transmite velocidad y miedo. ¡Pero el azul asociado al amarillo, para una “gallina”, significa un equipo de fútbol innombrable!


Textura: Dos puntos en lo que se refiere al sombreado con líneas paralelas

Las barras de los gráficos de barras, las cuñas de los gráficos de tortas o porciones de diagramas a menudo se rellenan con un patrón texturizado. Las siguientes dos recomendaciones lo ayudarán a realizar sombreados convenientes.

1. Asegúrese que las texturas sean discriminables.
Como ya hemos visto, si dos regiones cercanas tienen un color muy parecido nuestra corteza visual no podrá establecer con facilidad un borde entre ambas.
De igual modo si dos regiones difieren sólo por su textura, la corteza visual no podrá establecer con facilidad un borde entre ambas si las texturas son demasiado similares.

Para asegurarse que las regiones texturizadas sea fácilmente discriminables:

- Varíe la orientación por al menos treinta grados de inclinación. Cuando mira un reloj analógico algunas posiciones de las agujas requieren de una atención mayor que otras.
De acuerdo con el Principio de Organización Perceptual, si se utilizan sombreados con líneas paralelas orientados en formas diferentes para distinguir regiones, sus inclinaciones deben diferir por al menos treinta grados (el ángulo formado por las agujas del reloj cuando apuntan a números adyacentes como a las 12:05).

- Varíe el espaciado de los patrones de textura con una orientación similar en una proporción de al menos dos a uno. Si las rayas, puntos u otros patrones regulares tienen orientaciones similares (esto es dentro de los treinta grados entre cada uno) las densidades del patrón deben diferir en por lo menos dos a uno. Si una región tiene cuatro rayas por centímetro, para ser discriminables en forma inmediata las regiones adyacentes deben tener ya sea dos rayas o menos por centímetro u ocho rayas o más por centímetro.

2. ¡Evite las convulsiones visuales!
Patrones orientados de rayas o elementos texturizados pueden parecer que titilan, un efecto que distrae e irrita.
Este efecto es menos probable si, en las diferentes regiones, las rayas de los elementos texturizados son fácilmente discriminables.


Relleno: Tres puntos acerca de los patrones de fondo

En muchas proyecciones de Power Point el fondo tiene un patrón que se incluye para hacer a la presentación más atractiva o interesante.
Si elige un patrón para su fondo como los que proveen las plantillas de Power Point, tenga MUCHO cuidado y asegúrese que NO oscurezca su mensaje.

1. Asegúrese que el patrón del fondo no es saliente.
De tanto en tanto aparece un actor de tanto talento en una película que a pesar de tener un papel secundario “se roba la película”.
¡No deje que esto le suceda a su presentación donde el fondo es tan interesante que se roba el espectáculo!
El fondo no debe distraer del texto y las imágenes, ni debe su notabilidad alejar a la retina de estos elementos.
El fondo debe ser más “liviano” y con colores menos saturados que aquellos utilizados en el resto de la exhibición.
También debe tener menos detalles y márgenes más “suaves”.

2. No permita que partes de patrones del fondo se agrupen con porciones del primer plano.
Utilice la tonalidad, saturación y luminosidad para asegurarse que las figuras del fondo no se agrupen con partes de la exposición generando confusión entre las figuras del fondo y las del contenido.

3. Utilice un patrón del fondo para reforzar el tema principal de la presentación.
Un fondo efectivo puede subrayar el mensaje dominante de la presentación, proporcionando una especie de etiqueta pictórica.
Para que sea efectivo el diseño del fondo debe ser compatible con el contenido de la presentación.
- Cada elemento de la presentación debe transmitir información. Elementos añadidos, como dibujos de planetas o espirales de diferentes colores, sólo distraerán a los observadores.


Animaciones y Transiciones: Diez Recomendaciones

El Sistema Nervioso Central del Homo Sapiens está conectado de una forma tal que el cambio automáticamente atrapa nuestra atención. Esto transforma a las animaciones en una espada de doble filo: Se puede utilizar para dirigir la atención de los observadores hacia lo que usted quiere decir o puede distraerlos de su mensaje.
Algunas recomendaciones para que las animaciones trabajen para usted y no contra usted.

1. Utilice las animaciones para dirigir la atención.
Si está discutiendo una secuencia de eventos que están representados en un gráfico, utilice las animaciones para guiar a los observadores en forma secuencial a través del gráfico.

2. Utilice transiciones novedosas u originales para captar la atención.
El Power Point ofrece múltiples opciones de transiciones entre diapositivas. La primera vez que utiliza una transición, la novedad atraerá la atención de los observadores.
Los cambios de cualquier tipo deben transmitir información.
Un cambio puede llevar la información: ¡Despiértese y preste atención, esto es especialmente importante! Pero luego la audiencia se adaptará y anticipará esa transición, por lo que un nuevo tipo de transición será necesaria para atraer su atención y enfatizar que algo es importante. No es recomendable hacer estos cambios más de dos veces durante una presentación porque, como dicen los franceses, “plus ça change, plus c’est la meme chose” (más cambian las cosas, más son la misma cosa). ¡Políticos abstenerse!

3. No utilice en forma aleatoria diferentes transiciones para diferentes diapositivas.
Utilice las mismas transiciones a lo largo de la presentación a menos que desee enfatizar una diapositiva en particular.
NO cambie en forma aleatoria el tipo de transición.

4. En general no utilice la aparición o desaparición lenta.
El Power Point le permite hacer aparecer o desaparecer una diapositiva.
Si esto sucede en forma rápida (menos de un segundo) es simplemente otra forma de transición.
Pero si una diapositiva se vuelve leeeentamente visible (tardando más de un segundo para aparecer) los observadores verán primero partes que no son inmediatamente discriminables lo cual requiere que esperen hasta que sea clara o que “trabajen” para leer la diapositiva. Ninguna de estas situaciones es ideal y se arriesga a que la atención de los observadores comience a “deambular” por el “espacio exterior”.

5. No mueva porciones de la misma línea del texto o del gráfico en forma separada.
Movilice porciones de la misa porción de información (texto o gráfico) en la misma dirección de manera que se agrupen juntos.

6. No movilice más de cuatro grupos perceptuales separados en forma simultánea.
Para evitar sobrecargar la capacidad de rastrear y retener en la memoria información, no movilice más de cuatro grupos al mismo tiempo (por el Principio de Organización Perceptual).

7. No obligue a los observadores a leer palabras en movimiento.
¿Ha logrado alguna vez tener éxito en leer una publicidad viajando en un colectivo conducido por un chofer que parecía poseído por el demonio de Tasmania?
Las palabras en movimiento son difíciles de rastrear e interpretar. Cualquier ganancia en el interés visual es cancelada por la dificultad añadida de procesamiento.

8. Desarrolle una presentación compleja parte por parte.
Si está mostrando una presentación compleja puede ayudar a los observadores utilizando una animación para desarrollarla de a una parte por vez.

9. Haga a las animaciones compatibles con el objeto o evento representado.
Muchos objetos o eventos tienen movimientos característicos que deben ser preservados en la forma en que los hace moverse en la pantalla.
Ejemplo: Si introduce un auto en la diapositiva no lo haga desde la cara superior ya que su forma natural de movimiento es horizontal.

10. Utilice videoclips para ilustrar un evento relevante.
Cuando se integra un videoclip en una presentación de Power Point este puede ilustrar un evento que se desarrolla en el tiempo mejor que un conjunto de diapositivas sin movimiento. Todas las recomendaciones para Clip Art también se aplican para los videos clips. Para finalizar una palabra de prudencia: Esté MUY seguro que su video operará con la computadora que utilizará durante la presentación.


Sonido: Diez formas de cómo no hacer ruido.

1. Utilice sonidos para captar la atención de la audiencia.
Un sonido inesperado o particular tiene el mismo efecto que un movimiento imprevisto: Capta la atención de los miembros de la audiencia.
Sin embargo, a diferencia del movimiento, los sonidos no dirigen intrínsecamente la audiencia hacia un ítem específico en la diapositiva. Más bien los sonidos alertan a la audiencia hacia otro evento, como un cambio en el texto o en los gráficos.
Si una diapositiva ha estado visible por unos minutos y sólo una porción de la diapositiva es cambiada, un sonido apropiado ayudará a los observadores a guiar su atención hacia este cambio.

2. Utilice sonidos como alertas con moderación.
¡Con los sonidos, ideológicamente, sea un conservador!
Si utiliza sonidos para captar la atención hágalo con moderación.
La primera vez que lo haga despertará a la audiencia y los alertará sobre el próximo evento. A la tercera vez que lo haga la audiencia puede comenzar a molestarse, comenzar a filtrar el sonido y observar caras poco amigables.

3. Utilice sonidos para definir el contexto.
Los sonidos pueden crear el marco para toda la presentación, una porción de ella o un punto específico. Estos sonidos deben ser muy breves, funcionando como una especie de “título” auditivo”.

4. Utilice sonidos que son apropiados para el tópico.
Si utiliza un sonido para introducir una diapositiva, asegúrese que es compatible con el tema.
- Si utiliza un sonido inapropiado parecerá gracioso, lo cual no es siempre algo perjudicial, pero usted debe tener esta intención no ser víctima de él.
- NUNCA utilice sonidos ordinarios o groseros (¡usted ya sabe a cuales me refiero!).

5. Utilice sonidos que permitan a la audiencia “tomarse un respiro”.
Los sonidos pueden servir como un tipo de puntuación en una presentación compleja. De esta forma le dan a la audiencia la posibilidad de “tomarse un respiro” para poder procesar la información que acaba de presentar.
- Sin embargo debe utilizar sonidos para este fin sólo con mucha moderación y en forma oportuna. De lo contrario no parecerá serio (esto no es muy grave) y la audiencia descartará su mensaje (¡esto es si que es gravísimo!).

6. Utilice sonidos para proveer evidencia.
Para la mayoría de los Homo Sapiens ver es creer.
Lo mismo vale para los sonidos. Los sonidos (por ejemplo diálogos grabados) pueden tener el mismo rol de evidencia que una fotografía.

7. Coordine sonidos, texto y gráficos.
Aunque puede mostrar un fondo blanco mientras presenta sonidos, haciendo esto pierde una valiosa oportunidad de proveer a la audiencia de aprender por una doble vía visual y auditiva.
Es MUCHO mejor presentar sonidos asociados a imágenes adecuadas.

8. NO varíe en forma arbitraria el tono o el volumen.
Si utiliza sonidos asegúrese que todos tienen el mismo tono y volumen, a menos que cambiar el tono o el volumen sea parte de su mensaje.
Cualquier cambio perceptible será tomado como que señala una información y estos cambios arbitrarios serán confusos y factores de distracción.

9. Augúrese que los sonidos pueden ser escuchados con claridad en toda la sala.
El material debe poder discriminarse y los sonidos deben ser lo suficientemente fuertes como para poder ser oídos por todos.
- Una advertencia: ¡No haga los sonidos demasiados fuertes!
El trauma acústico hará que su audiencia sufra un ataque de pánico y también los llevará a que se preparen para futuras “agresiones” auditivas y por lo tanto no prestarán atención a su mensaje.

10. Asegúrese que los sonidos son de alta calidad.
Un problema común con la presentación de sonidos es que la mayoría de las computadoras tienen malos parlantes, de modo tal que los sonidos pueden ser confusos, turbios y difíciles de entender.
Evite este tipo de problema asegurándose que tiene buenos parlantes externos (que deberían tener amplificadores independientes).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada